Incluso las enfermedades conocidas esconden algunos misterios. Por ejemplo, alrededor del 40% de la población tiene las variantes genéticas asociadas con la enfermedad celíaca pero afortunadamente sólo el 1% de ésta sufre de inflamación intestinal después de ingerir gluten – el sello distintivo de esta enfermedad. Entonces, ¿qué protege a los individuos con estas mutaciones de la intolerancia al gluten?

Aquí, el ADN no codificante entra en juego –  pero no en la forma de ADN. Para ejercer algunas funciones, algunas regiones (como los genes) necesitan primero ser transformadas en ARN (a través de la transcripción, ver aquí). El ARN es mejor conocido como la molécula a medio camino entre el ADN codificante y la proteína – pero en los últimos años han surgidos muchas otras sus funciones relacionadas con la regulación de los  procesos celulares. El ARN que deriva de un ADN no codificante y con más de 200 nucleótidos se denomina «ARN largo no codificante» (ARNlnc – los científicos aman realmente las abreviaturas) y uno de ellos parece ser el responsable de la protección contra la enfermedad celíaca.

ced_1_espAlgunos científicos observaron algunos SNPs relacionados con la enfermedad celíaca situados en una región no codificante de ADN y que se transcribe en un ARNlnc llamado lnc13. El equipo, dirigido por investigadores de la Universidad de Columbia, analizó la cantidad de lnc13 en la capa de células que cubre el intestino grueso (el epitelio intestinal, el tejido involucrado en la enfermedad celíaca) y encontró que las personas con la enfermedad tienen niveles muy bajos de lnc13 comparados con los niveles de la personas no celiacas. Esta singularidad animó a analizar la relación de lnc13 con los genes inflamatorios, dada sus importancia en la enfermedad celíaca. Y de hecho la reducción del ARN lnc13 trae un claro aumento de la actividad de algunos genes pro-inflamatorios (Fig 2a). Esto sugiere que lnc13 funciona como un centinela que que controla la reacción inflamatoria. En ausencia de este centinela, cualquier causa, como comer un pedazo de pan lleno de gluten, puede provocar una inflamación en el epitelio intestinal. También descubrieron que lnc13 actúa dentro del núcleo, donde interacciona con el ADN para modular la expresión génica. Sin embargo no lo hace solo, si no que se liga a una proteína (hnRNPD). Algunas variantes SNP en la región lnc13  asociadas a la enfermedad celíaca pueden dificultar dicha unión y evitar la función protectora de lnc13.

ced_2_esp

Como sucede a menudo en ciencia, una respuesta abre otras preguntas: ¿qué factores hacen disminuir los niveles de lnc13? ¿es lnc13 responsable de la intolerancia al gluten adquirida en los adultos? Más respuestas podrían estar ocultas en la parte no codificante del ADN.

Fuente:

A long noncoding RNA associated with susceptibility to celiac disease. Castellanos-Rubio A, Fernandez-Jimenez N, Kratchmarov R, Luo X, Bhagat G, Green PH, Schneider R, Kiledjian M, Bilbao JR, Ghosh S. Science. 2016 Apr 1;352(6281):91-5. doi: 10.1126/science.aad0467